Otras demencias

OTRAS DEMENCIAS

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer  y Senil de La Línea “AFA La Línea” atiende no solo personas afectadas de Alzheimer si no también con las siguientes demencias:

La enfermedad de Parkinson consiste en un desorden crónico y degenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor y se manifiesta con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos. Se produce cuando las células nerviosas de la sustancia negra del mesencéfalo, área cerebral que controla el movimiento, mueren o sufren algún deterioro.

Presenta varias características particulares: temblor de reposo, lentitud en la iniciación de movimientos y rigidez muscular. 

Es una enfermedad neurodegenerativa. Los síntomas de la enfermedad incluyen la presencia de deterioro cognitivo, similar a lo que podemos observar en la demencia tipo Alzheimer, además de la aparición de síntomas de parkinsonismo (lentitud de movimientos, rigidez articular y a veces temblor), alucinaciones, delirios o respuestas anormales a diversos fármacos.

Es una acumulación de líquido dentro del cráneo, que lleva a que se presente hinchazón del cerebro. La hidrocefalia se debe a un problema con el flujo del líquido que rodea el cerebro, el cual se denomina líquido cefalorraquídeo o LCR.  Éste rodea al cerebro y la médula espinal y ayuda a amortiguar al primero.

Se conoce como tumor cerebral a la masa que crece dentro del cerebro. Los tumores cerebrales pueden comenzar con crisis epilépticas o con signos comunes a otras patologías, como lentitud de pensamiento, falta de concentración y cambios del carácter o del comportamiento. Además, hay otras manifestaciones secundarias que pueden aparecer como consecuencia del aumento de la presión intracraneal: dolor de cabeza o vómitos, y algunos relacionados con la localización del tumor (alteraciones del lenguaje o del movimiento).

La demencia vascular, también llamada demencia multiinfarto, es la segunda causa de demencia en adultos, después de la enfermedad de Alzheimer. El término hace referencia a un grupo de enfermedades que provocan lesiones en el cerebro por daño en los vasos sanguíneos del mismo.

La ataxia a menudo ocurre cuando se dañan partes del sistema nervioso que controlan el movimiento. Las personas con ataxia sufren una falla en el control muscular de los brazos y de las piernas lo cual ocasiona una pérdida de equilibrio o coordinación o una alteración en el modo de caminar. Aunque el término “ataxia” se usa principalmente para describir este grupo de síntomas, a menudo se usa también para referirse a un grupo de trastornos.

Es un trastorno genético hereditario cuya consideración clínica se puede resumir en que es un trastorno neuropsiquiátrico. Sus síntomas suelen aparecer hacia la mitad de la vida de la persona que lo padece (unos 30 o 50 años de media) aunque pueden aparecer antes y los pacientes muestran degeneración neuronal constante, progresiva e ininterrumpida hasta el final de la enfermedad que suele coincidir con el final de su vida por demencia y muerte.

Es una enfermedad producida por un consumo continuado en el tiempo de cantidades importantes de alcohol, lo que va a llevar al organismo a una deficiencia de vitamina B1 (tiamina), lo que a su vez va a tener importantes efectos en el cerebro, alterando las funciones de la memoria, además, puede ir acompañado de episodios psicóticos que complican aún más el diagnostico y el tratamiento de este problema.

En este tipo de demencia se produce una neurodegeneración selectiva de los lóbulos frontales. Este síndrome se caracteriza por francas alteraciones dela personalidad y del comportamiento. En términos generales, el término de demencia del lóbulo frontal se ha venido utilizando para denominar a un síndrome clínico caracterizado por la presencia de conducta desinhibida y grave alteración de las denominadas funciones ejecutivas.